Onmyouji Seimei Abeno

November 23, 2017

-Onmyouji- Seimei Abeno

Tomomi SAKATA

Seimei Abeno fue Onmyouji de Kioto en la era de Heian. Onmyouji era el trabajador del departamento de meteorología. Porque en aquella sociedad aristocrática había “días propicios” y “días nefastos” y los aristócratas querían la  adivinación de los Onmyoujis para trabajar bien. Por eso, en aquel tiempo necesitaban a los onmyoujis.

Seimei Abeno fue el más famoso de todos los onmyoujis. Desde cuando Seimei era niño tenía poder para ver cosas sobrenaturales, y estudió astronomía, magia y meteorología de su padre y de su profesor Tadayuki Kamo. Después de eso, Seimei se dedicó especialmente al estudio de la astronomía y astrología japonesa de origen chino (Onmyoudou), y trabajó como astrólogo. Principalmente, observaba los astros, las constelaciones y las nubes. Adivinaba los buenos y malos augurios de dentro y fuera del palacio imperial. Las personas de la corte imperial depositaron su confianza en él. Seimei sirvió a seis emperadores (Suzaku, Murakami, Reizei, Enyuu, Kazan, Ichijyou). Onmyoudou fue transmitido a Seimei por el ermitaño Hakudou cuando fue a China (Tou), y al volver a Japón estableció su Onmyoudou particular.

Además, Seimei tenía Kenki (見奇), que es el poder para ver los espíritus, como los ogros, youkais y dioses. Lo tenía por naturaleza, y era famoso por poder ver el espíritu de todas las personas.

-Onmyoudou-

Onmyoudou es como astrología, y combina la observación de los astros con el uso del poder del dios  Shikigami. Shikigami es uno de los 12  Jyuuni-sinnsyou (十二神将), que son doce dioses (shogun) representados por los animales del horóscopo chino. Con la observación de los astros y los poderes de adivinación de Shikigami, Seimei Abeno adivinaba los buenos y malos augurios. La capacidad de relacionarse con estos 12 dioses era particular de Abeno Seimei.

-Seimei jinjya-

Aunque no se sabe exactamente dónde estaba la casa de Seimei Abeno, se cree que se encontraba en la zona donde actualmente está Seimei-jinjya, que es un santuario dedicado a Abeno-Seimei. Dicen que la casa de Seimei Abeno era una gran casa, pero ahora Seimei-jinjya es más pequeño.  Su gran casa se quemó en la guerra de Ounin, pero Seimei-jinnjya se estableció en el año 38 de la era Meiji.

En el santuario está la baranda de Ichijyo Modoribasi. Se dice que las almas de los difuntos vuelven a Ichijyo Modoribasi. Por esto, se dice que las personas que van a casarse no tienen que pasar por Modoribasi.

Seimei-jinjya está cerca del cruce de las calles Ichijyo y Horikawa. La parada de autobús más cercana es Seimeijinjamae.

 

 

 

 

 

 

 


Referencias

Seimei-Jinjya   http://www.seimeijinja.jp/history/