el castillo de Nijo

April 18, 2009

by Ayumi Tsuji

¿Conoce Vd. el castillo de Nijo? Es un lugar cargado de historia. El castillo de Nijo fue construido por un general famoso, Ieyasu Tokugawa, como su alojamiento en Kioto, en 1603. Después, durante la época de Edo, fue un lugar de defensa en el Japón occidental.

El castillo de Nijo, con su foso, sus sólidas murallas y sus enormes entradas, debió de haber causado una impresión intimidante en los ciudadanos de Kioto. El primer shogun de la dinastía Tokugawa, Ieyasu, incorporó partes de la residencia de Kioto del anterior líder, Toyotomi Hideyoshi, para simbolizar la transmisión de poder a la familia Tokugawa. Fue en el castillo de Nijo, donde en el año 1603, el emperador le concedió el título de shogun, que permanecería con la familia Tokugawa hasta 1868.

Los castillos con fosos y altas murallas fortificadas, y las armas que hacían tal fortificación necesaria, fueron introducidos por los europeos. Navegantes portugueses que, perdido su rumbo, habían llegado a Japón en 1543, introdujeron cambios importantes en las artes militares y la construcción de castillos. El de Nijo, sin embargo, no se construyó para resistir el ataque de un gran ejército, sino para mantener la continuación del gobierno militar en Japón. Su estructura refleja fielmente la jerarquía social y las alianzas militares del período de Edo (1603-1868).

El Ninomaru Goten, que es un salón de recepciones, consiste de cinco salas conectadas entre sí por pasillos o corredores cubiertos. Cada sala se construyó a un diferente nivel, de forma que cuanto más alta era la posición que uno ocupaba en la sociedad, más se acercaba a las habitaciones del shogun. Las pinturas y las tallas en las paredes que separan las diferentes partes del castillo, reflejan la jerarquía que muestra todo el edificio: el arte en las salas inferiores es de menor calidad que en las más importantes.

Además, en Ninomaru-Goten, podemos pasear por el suelo conocido como Uguisu-bari. Uguisu quiere decir ruiseñor en japonés. Siempre que se anda, se puede escuchar el sonido como el canto del ruiseñor de Japón. Este es el sonido que se produce al pisar las tablas del suelo unidas con clavos. Hay dos teorías: una es que fue construido para la seguridad, otra es que se hizo simplemente por casualidad.

El jardín al oeste del Ninomaru Goten se diseñó pensando en la visita del emperador en 1626, para impresionarle con la fortaleza y la permanencia del régimen militar Tokugawa, y en su origen no contenía elementos que indicaran el cambio de las estaciones. El estanque contiene tres islas: la de la grulla y la de la tortuga simbolizan la longevidad, y la tercera representa la dicha eterna.

Ieyasu y sus sucesores inmediatos visitaban el castillo para hacer alarde de su poder. Después de 1634 esto ya no era necesario, pues la nación estaba firmemente sometida a la dinastía Tokugawa, y las visitas se interrumpieron durante 229 años. A partir de 1863 el castillo pasó a simbolizar el poder imperial. Ese año, habiendo sido incapaz de impedir la visita del almirante Perry, el decimocuarto shogun fue llamado a Kioto para recibir una reprimenda. El decimoquinto y último shogun pasó la mayor parte de su tiempo en el castillo. Lo que había sido el símbolo más claro del poder de los Tokugawa pasó a significar su derrota cuando en 1867 el último shogun entregó el poder al emperador, poniendo fin a dos siglos y medio del gobierno militar de Tokugawa y señalando el comienzo de la modernización de Japón.

Lo que ocurrió entonces se llama Taisei-Hokan. Primero explicaré la importancia que tuvo Taisei-Hokan. En la época de Edo la familia de Tokugawa había tenido un gran poder en Japón. Generalmente se dice que la época de Edo fue una época de paz, pero en 1853 unos barcos estadounidenses, a las órdenes del almirante Perry, llegaron a Japón para pedir que se acabara con el aislamiento que había caracterizado esta época y que el país se abriera al comercio internacional. Como consecuencia de las exigencias estadounidenses, el país cayó en un gran desorden y estalló una guerra civil entre los partidarios y los opositores de la apertura de Japón al extranjero. Entre los opositores destacaron los samuráis de Satsuma y Choshu (Kagoshima y Nagasaki, en la actualidad) que se conjuraron para provocar la caída de la dinastía Tokugawa, a la que acusaban de traición por haber cedido a las demandas norteamericanas.

Fue entonces cuando líderes como Ryoma Sakamoto y Katsu Kaishu empezaron un movimiento para devolver el poder político al emperador, cuya influencia en los asuntos de la nación había sido muy pequeña, e instauraron un régimen nuevo. En un ambiente tenso, con el temor de que las potencias occidentales colonizaran Japón, el último shogun, Yoshinobu Tokugawa, decidió devolver el poder político al emperador de forma oficial en una ceremonia, Taisei Hokan, que tuvo lugar en el castillo de Nijo. Así fue como el castillo de Nijo sirvió de marco a uno de los acontecimientos más importantes de la historia de Japón, que supuso el comienzo de su modernización.

Cuando en 1869 el emperador Meiji dejó Kioto, rumbo a Tokio, la nueva capital de Japón, el pueblo temió que la ciudad se convirtiera en otra Nara, un museo de antigüedades. Kioto, sin embargo, se ha adaptado bien a la industrialización y modernización que sacudió a Japón durante el período de Meiji y posteriormente. No obstante, detrás de esta fachada de modernización se oculta una firme determinación de preservar las formas de vida y valores tradicionales, conservar el pasado y transmitirlo a las generaciones futuras.

Y finalmente deseo presentarles unos eventos anuales para que Uds. disfruten.
Iluminación: de últimos de marzo a mediados de abril.
Ceremonia del té mirando los cerezos:desde el 9 de abril.
Ceremonia del té:del 3 de mayo al 5 de mayo, y desde últimos de octubre hasta comienzos de noviembre.
La fiesta de Nijo:desde últimos de septiembre hasta últimos de noviembre.
Exhibición de sus jardines:del 2 de enero al 4 de enero.

Horario: 8:45 de la mañana ~4:00 de la tarde.
Descanso: del 26 de diciembre al 4 de enero y
cada martes de julio, agosto, diciembre y enero.
Medio de llegar.
En metro: se baja en la estación de Nijo-jo mae, y enseguida se puede ve el castillo de Nijo
En autobús: desde Hankyu Kawara-Machi en la línea 12, con dirección a la Universidad Ritsumeikan, se baja en Nijo-jo mae, y puede llegar pronto.

Precio de la entrada.
Adultos: 600 yenes.
Estudiantes de bachillerato y de la escuela superior: 400 yenes.
Alumnos de primera enseanza: 200 yenes.

Se ofrece el sistema de guía fonética en japonés, inglés, chino y coreano.

Leave A Comment...

*