INCENDIO EN LAS MONTAÑAS

April 17, 2004

by MATSUTOMO Noriko

la montaña de daimonji

En Kioto hay muchos festivales. Me gustaría hablar sobre uno de ellos, que se llama “go zan no okuribi” y constituye una escena típica del verano. “Go” significa cinco, “zan” significa montaña, “okuribi” significa el fuego para los antepasados. Entonces, en el festival, pegan fuego a las cinco montañas para nuestros antepasados. Hay distintas opiniones sobre ese punto, pero dicen que Yoshimasa Asikaga lo empezó para rezar por el descanso del alma de su hijo que había muerto en la guerra.

El 16 de agosto a las 8 de la noche pegan fuego a la primera letra. La primera letra significa grande, pero en el budismo significa el cuerpo del hombre.Se ve bien desde las orillas del río Kamogawa. El tamaño del primer trazo es de 80 metros, el segundo de 160 metros y el tercero de 120 metros.

10 minutos después, otras dos letras se encienden. El tamaño de la que está a la izquierda es de aproximadamente 100 metros entre el trazo vertical y el horizontal. La letra de la derecha tiene aproximadamente 70 metros entre el trazo vertical y el horizontal

A las ocho y cuarto se enciende otra que forma un barco que se llama “shourai bune”. “Shourai” es espíritu y “bune” es barco.

La última letra, que forma un pórtico japonés, se enciende a las 8 y 20.Su tamaño es de 76 metros entre sus trazos verticales y 72 metros entre sus trazos horizontales.
Cada fuego, que desea la paz en el futuro, dura más o menos media hora.
Lo que queman se llama “hidoko” y se compone de leña en general, leña de pino y paja. Por ejemplo, para la primera letra se usan 600 gavillas de leña, 100 gavillas de leña de pino y 100 gavillas de paja. Dicen que el carbón que se usa para el fuego tiene energía de unos amuletos y al día siguente mucha gente sube a las montañas para recogerlo.

Hidoko, antes de encender y después

La gente que vive en el barrio Sakyo ha formado una organización para conservar el festival y al principio de la primavera la organización empieza a coleccionar los materiales del hidoko y “gomaki”, una leña en la que los ciudadanos escriben a los difuntos sus plegarias y sus deseo en cada templo. Normalmente se encienden sólo durante el obon, la fiesta budista de todos los santos, pero en la última noche del siglo XX las encendieron por la propuesta ciudadana. Fue la séptima vez que se encendieron y la primera que pegaron fuego a todas las letras aparte de obon.

Leave A Comment...

*